La nueva Notebook de mi hermana.

toshiba c50

Solo 48 horas y ya siento que odio la nueva notebook de mi hermana. Bueno, no la notebook, sino el sistema operativo.

Y no es tanto porque la máquina no tenga buen rendimiento, porque, pese a ser una máquina modesta, tiene lo suficiente para correr cualquier programa actual.

Toshiba Satellite C-50-a5175wm
Procesador Intel celeron N2820 2.13 GHz.
RAM: 4GB.
DD: 1TB.
S.O.: Windows 8.1

Me refiero simple y sencillamente a que el sistema viene lleno de crapware. Osea, lleno de mierda innecesaria que me pasé todo el fin de semana quitando y que al momento actual (30 de junio de 2014 a las 12:25 P.M.) no termino de quitar. Lo anterior es típico de las computadoras que vienen con Windows preinstalado (¿Qué se le puede hacer?).

Y dirán algunos (o muchos, o todos) ¿Y por qué no le quitas Windows y le pones algún Linux? Y créanme que lo habría hecho si no fuera porque en la escuela mi hermana necesita de Windows para sobrevivir a sus clases de “informática”, y si la garantía no se perdiera por el cambio de sistema ya lo habría hecho sin el menor cargo de conciencia. Claro que, lo anterior no evitó hacer unas particiones extra al disco duro e instalarle Xubuntu, de esa forma evito borrar el windows e invalidar la garantía en caso de algún desperfecto con el hardware, así, si surge algún problema borro esa partición y aquí no pasó nada.

De primas a primeras, el sistema viene sin ningún tipo de programa útil, y el office que trae preinstalado es una versión de evaluación, lo que es típico de Windows teniendo en cuenta que todo se maneja en base a pagar por casi todos los programas por separado o conseguirlos pirata en algún otro lado con el consiguiente riesgo de introducir algo más que solo el bendito programa.

Ahora, el consumo de RAM es exorbitante ¿1.5GB nada más iniciar el sistema? ¡Por favor! con menos de un tercio de eso en Xubuntu ya tienes el sistema completamente funcional; el procesador no baja del 40% de uso, y el antivirus es el principal causante (maldito Norton come recursos).

Después de deshacerme de mucho relleno, me dediqué a instalar otros programas que sí fueran útiles, tradúzcase esto como: Búsqueda en Google, evitar sitios como softonic, mirar dos o tres versiones de un mismo programa hasta encontrar la versión más nueva (o buscar el sitio oficial del programa si dispone de uno), descargar e instalar.

Créanme que cuanto más trabajo en Windows, más me alegro de haberme pasado a Linux, porque la “tienda de aplicaciones” de Windows me pareció bastante sosa.

Y pues bien, la lista de lo que quité y puse:

  • Cambié Adobe reader por Evince, la razón: mientras Adobe reader ocupaba casi 600 MiB en disco duro y casi 100 de consumo de RAM con un PDF de 2 páginas, Evince ocupa unos míseros 76 MiB de disco, y su consumo de RAM, con el mismo archivo abierto, menos de 10 MiB.
  • Mozilla Firefox en vez de Internet Explorer: Ya sé que IE ha mejorado, pero eso no le quita que es el principal colador de malware en Windows. Tampoco Google Chrome porque no nos gusta y personalmente se me hace demasiado simplista en su interfaz.
  • LibreOffice: porque la implementación de Office que trae el sistema es solo de evaluación. Y para lo que hace mi hermana con sus trabajos, mejor una solución libre que un privativa. Además, Office ocupa más de 2 GiB de disco duro, LibreOffice no llega a los 700 MiB.
  • Ccleaner para limpiar el desastre que se vuelve el registro de Windows y borrar archivos temporales.
  • Auslogics DiskDefrag. Porque el desfragmentador predeterminado de Windows es más lento que una tortuga con gota.
  • Teamviwer, porque en la escuela se lo piden.
  • Dia para editar diagramas.
  • Krita y Mypaint para cuando se le antoje dibujar. GIMP no, porque no le gusta, y photoshop tampoco porque a mi no se me da la gana instalárselo.
  • K-lite, simple y sencillamente porque no puede faltar.
  • Media player clasic, porque sé que a Windows Media Player no le va a entender.
  • Norton Internet Security se fue para darle paso a ClamWin, que no es el mejor, pero es mejor que nada.
  • Cyberlink Power DVD. En serio ¿se necesitan 200 MiB para un reproductor de DVD? En ese caso, mejor dejo el MPC.
  • Hice una sesión de usuario normal para evitar “problemillas” en el sistema en caso de que llegase a prestar el equipo. Ya ven que luego hay gente que se las da de profesionales y no saben usar ni una tostadora de pan.
  • Y un montón de cambios que ya no me acuerdo.

Por cierto, configuré para que al iniciar el sistema, lo hiciera directamente en el escritorio, ya que mi hermana encuentra insoportable la Modern UI, pese a que ya tiene dos años trabajando con ella en la escuela.

En cuanto a la instalación de Linux, más específicamente, Xubuntu, no hay mucho que decir, el rendimiento es excelente, mejor que con el Windows original.

Lo único que hice fue reubicar el panel de la parte superior a la inferior, sustituir Abiword y Gnumeric por Libre Office, Instalar Krita y My paint, instalar los extras restringidos y listo.

El consumo de batería es prácticamente idéntico y el hardware ha funcionado a la primera, incluyendo el WiFi.

Ahora bien, la velocidad de inicio y apagado de ambos sistemas:

Mientras Windows tarda alrededor de 12 segundos en iniciar, Xubuntu lo hace en alrededor de 20. Lo que en alguien inexperto daría la falsa sensación de que Xubuntu es más pesado que Windows 8.

Para apagar, windows tarda aproximadamente 10 segundos cuando manda apagar sin haber trabajado con el equipo, pero, cuando se hace después de haber hecho algo (navegar, elaborar un documento de texto, escuchar música, mirar algunos videos), tarda aproximadamente 30. Xubuntu, por otro lado, siempre lo hace en alrededor de 7 sin importar si se trabajó o no.

Esto lo digo como curiosidad para que luego no digan que soy muy parcial (que sí lo soy, no lo niego).

El rendimiento de esta máquina es bueno con Windows 8.1 pero es mucho mejor con Xubuntu y me refiero a todo, especialmente con el procesador, mientras en Windows el uso no baja del 30% o incluso el 40% sin hacer nada, en Xubuntu no pasa del 2% en en el mismo estado.

Si hay algo que me gustó mucho de este equipo es que trae teclado completo, con lo que se complica menos cuando se tiene que trabajar con la calculadora o con hojas de cálculo.

Sin duda, esta notebook le va a durar varios años a mi hermana. Y ya está pensando en borrar la partición de Windows nada más termine el bachillerato dentro de un año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s