Estrenando anteojos nuevos.

Hace una semana, los anteojos que había estado usando por más de 15 años se quebraron al impactar contra el suelo de frente. La razón, uno de los tornillos que sostienen las patas se soltó y el lente izquierdo (justo el de mi ojo más afectado) se salió de su lugar y fue a parar al suelo, y al ser de cristal, sucedió lo que tenía que suceder. Desgraciadamente ya estaban muy viejos y pues era de esperarse que en algún momento tenían que ceder a la edad. De modo que, al siguiente día, fui a una óptica para hacerme el exámen y adaptarme unos nuevos.

La verdad es que ya no recordaba lo caros que salen estas cosas, pero por desgracia, para una persona con miopía y astigmatismo horizontal como su servidor, es absolutamente necesario el uso de anteojos. Por tal motivo me vi en la necesidad de desembolsar casi $3,000 pesos para poder ver adecuadamente y acabar con los dolores de cabeza y mareos que la falta de lentes me provoca.

En fin, que hoy me los han entregado y mi cabeza puede descansar un poco del constante dolor y mareo al que he estado sometido por casi una semana.

Ahora es tiempo de volverme a adaptar a los nuevos lentes para no sufrir el efecto de pozo al cual nos sometemos todos quienes nos ponemos anteojos nuevos (realmente había olvidado que se siente eso).

A final de cuentas, todo sea por mi salud visual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s