Las tareas escolares y los favores.

Los que sean lectores habituales de este blog (que lo dudo), saben que soy dueño de un pequeño negocio, una papelería con servicio de cibercafé, lo que en teoría me hace una persona pública, con poco tiempo libre y muchas cosas que hacer.

Aquí en mi local, lo más común son las fotocopias, venta de cuadernos, lápices, bolígrafos, internet, etcétera. Y de vez en cuando, uno que otro trabajo escolar (investigaciones principalmente).

Y es precisamente de lo último de lo cual voy a quejarme ¿de verdad la gente es tan inútil? Digo, no es que me importe mucho lo que ellos hagan con las tareas de sus hijos o sus propias tareas (cuando son estudiantes), y de hecho estoy en la mejor disposición de ayudar… Cuando realmente lo necesiten.

Pero… (siempre hay un pero), no me jodan con que les haga las tareas siempre, y mucho menos con tareas tan sencillas como buscar en los libros de texto. Vamos, que eso es lo más sencillo del mundo.

Y es que tengo varios clientes que no dejan de molestar con que les ayude con las tareas de sus hijos. Siendo que la mayoría de las veces, las actividades extraescolares son tan sencillas que pueden solucionarse con revisar el libro de texto. Pero no: “es que me da hueva leer tanto”, “está muy difícil”, “yo no le entiendo”, “el niño no le entiende”, “al cabo que tu eres profesor”, y un largo etcétera son las excusas que ponen los padres perezosos de algunos niños de los alrededores.

Aclaro que no todos los padres de familia son tan molestos, pues algunos son más considerados y no acuden a mi negocio hasta que ya no dan más de si, y eso porque la mayoría de las personas que viven en mi colonia, no terminaron ni la primaria. Y analizándolo bien, somos muy pocos los que tenemos una escolaridad superior a la secundaria por aquí.

Pero que no hayan terminado la primaria o la secundaria no les da derecho a estarme machacando casi a diario con preguntas que pueden fácilmente contestarse leyendo un simple “libro de texto gratuito” que no tiene y jamás tendrá la complejidad de un libro de nivel universitario o de posgrado.

Lo peor del caso es que un vecino de mis padres, tiene un nieto, el que supuestamente no le entiende a las tareas (el típico niño flojo) y son ellos (los abuelos) los que le hacen los deberes. Y cuando ellos no pueden solucionarlo, acuden a mi para que prácticamente le haga la tarea al chamaco.

Aquello no sería molestia si de verdad la tarea fuera excesivamente difícil, pero ese no es el caso. Lo normal es que el abuelo (porque la abuela si que es una inútil) llegue a mi negocio y me pida que le ayude a terminar la tarea de su nieto, y con terminar me refiero a hacerla toda desde el principio. “Porque la respuesta de X pregunta no está en el libro”, siendo evidente lo contrario.

Si lo anterior fuera de lunes a viernes no me molestaría tanto, lo molesto es que hasta los domingos me fastidian con cosas que no me corresponden (hoy me sucedió), aunque sean parte de la profesión que estudié, pero no es mi oficio. ¡Maldita sea, es domingo, yo también debo descansar!

Siendo sincero, no me gusta hacer, ni que me hagan favores. Lo primero porque con una vez que hagas un favor, la gente te está machacando todo el tiempo con que le hagas uno tras otro (la experiencia habla). Lo segundo porque no me gusta molestar a las personas con nimiedades que puedo solucionar yo mismo, al fin y al cabo ellos también tienen responsabilidades y necesitan descansar de vez en cuando.

Para tratar de controlar esta situación, desde hace un tiempo cobro una cierta cantidad de dinero por cada tarea escolar que hago en mi negocio. Si es una tarea para dentro de una semana, dependiendo la cantidad de cuartillas, cobro a partir de 20 pesos; si es una tarea urgente (del tipo “ahorita mismo”), cobro el doble.

Razonando un poco me doy cuenta que la mayoría de la gente no quiere pensar o acercarse a un libro y el simple hecho de hacerlo les supone un problema mayúsculo. No digamos cuando es una tarea relacionada con internet, situación en la que tengo un poco más de consideración, puesto que no todos tienen internet y mucho menos computadora, y los que tienen ambos no saben usarlos (pero vieran que bien se manejan con el facebook).

Una cosa es compartir voluntariamente lo que sabes con alguien que no lo sepa, y otra muy diferente es que te estén molestando por conocimientos que fácilmente se pueden encontrar en un libro.

Por eso siempre digo: “La primera vez, es un favor. La segunda vez ya es pereza”.

Supongo que algún lector de este artículo ha pasado también por situaciones similares.

6 comentarios sobre “Las tareas escolares y los favores.

  1. Tengo un negocio igual que tu y en este preciso momento,me negue a hacerle una tarea a una sra. de pasarle 6 cuentos a la pagina de leer para crecer, por eso mexico no progresa en la educacion cuando van a entender que son oblicgaciones que tienen con sus hijos por eso los niños no saben comprender, porque no saben leer la sra. Se mostro muy molesta, aparte me dijo que si no le queria hacer el trabajo porque era mucho y le dije es solo porque Ud. Lo tiene que hacer con su hija asi lo piden en la escuela como ven?

    1. Desgraciadamente, la educación aquí en México es mediocre y tiende a permear en la sociedad profundamente. Y hablo tanto de la educación impartida en la escuela, como la inculcada en el hogar.

      Si los profesores y los padres son perezosos ¿qué podemos esperar de los niños cuando crezcan?

  2. Yo trabajo en un internet y efectivamente igual vienen a que les haga uno la tarea he investigue uno, pero pues se cobra y un poco carito para que ellos prefieran hacerla y no me la encarguen , por que como dices hay gente que hasta quieren que les haga uno la tarea y a mano que por que no quiere el profesor impresiones ni nada de eso, eso de plano no lo hacemos asi como tampoco tareas donde les dicen no se por ejemplo “Di lo que piensas de la vida” hay gente que quiere que hasta piense uno por ellos, y definitivamente yo no hago trabajos rapidos esos nunca, no es bueno laborar con la persona ahi a un lado por que te quita mas tiempo del que debe ya que como va viendo como va el trabajo aveces no les gusta como va quedando o deciden de ultimo momento hacer cambios asi que esos nosotros no hacemos, asi que haces muy bien en cobrarles por ese servicio y medio carito para que se apiquen y ellos lo hagan, poco a poco va funcionando

  3. Describes perfectamente mi situación , te entiendo y de verdad que al leer esto me ha dado una risa incontrolable y a la vez no me siento tan sola en este mundo que en ocasiones parece fue invadido por la ignorancia, el conformismo y la pereza, mil gracias por el buen rato.

  4. No se si les pasa a todos, pero si trato de comentar usando una cuenta de gravatar me pide logiar con una cuenta de wordpress antes de hacerlo, es incomodo.

  5. Me han pasado situaciones así, parecidas.
    Cuesta entender como aprenden estas personas, si nunca hacen nada o es muy poco lo que son capaces de hacer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s