Instalar tipografías en Ubuntu.

Cuando apenas se inicia en el uso de Linux, en  este caso Ubuntu, algo nos llama la atención, y es la poca cantidad de tipografías disponibles en el sistema.

Aunque eso se puede solucionar instalando desde los repositorios los paquetes de tipografías disponibles. No obstante, puede que aún no sean suficientes, en especial para quienes viven del diseño gráfico y necesitan instalar tipos de letras diferentes.

En Ubuntu, y en cualquier otra distribución Linux, las tipografías se encuentran en el directorio “/usr/share/fonts/truetype”.

Para poder disponer de otros tipos de letras, es necesario copiar los archivos “.ttf” a esa carpeta.

Podemos hacerlo de dos formas, la primera, mediante consola accediendo a root con el siguiente comando:

sudo cp /home/tu_usuario/carpeta_con_las_tipografías/*.ttf /usr/share/fonts/truetype

La otra manera es mediante Nautilus en modo root.

Presionamos las teclas “Alt F2” y escribimos.

gksu nautilus

ponemos nuestra contraseña de root y ya podemos copiar las fuentes de manera gráfica.

Hay una tercera forma que no necesita de permisos especiales, y todo dentro de nuestra carpeta personal.

Para instalar las tipografías, solo es necesario copiarlas en la carpeta “.fonts” que está oculta. Para hacer visibles las carpetas ocultas hay que presionar las teclas “Alt H” en nautilus.

Así podremos tener disponibles todas las tipografías que deseemos.

NOTA:

No he utilizado el término fuente, debido a que es una traducción errónea de font, que en inglés significa Fundición y no fuente, como suele utilizarse comúnmente.

El uso de la palabra fuente es un anglicismo, frecuente sobre todo desde la introducción la composición por computadora, que surge como adaptación de la palabra inglesa font (literalmente «fundición»: surtido o conjunto de todos los moldes o letras de una clase para imprimir). La palabra fuente, que originalmente no tenía nada que ver con la tipografía, se ha impuesto para designar a los surtidos de caracteres; si bien el Diccionario de la Real Academia Española no recoge el término fuente en su última edición (sí acepta el vocablo tipo), este se usa en las instrucciones de uso de la edición en línea, así como en la Ortografía, de las Academias de la Lengua. También es el nombre adoptado en las normas UNE de Aenor (España). La designación correcta para un surtido de letras era originalmente fundición (vocablo que comparte raíces con la palabra francesa de donde viene font), y aunque todavía figura en el Diccionario se usa muy poco en la actualidad. La palabra tipo se refería a las clases de letras (bien la familia, como Times o Garamond, bien la serie, como la cursiva o la negrita), pero en la actualidad se ha extendido su sentido para incluir el concepto de fundición (de modo que ha pasado a ser muy polisémica).

Aun así, no deja de ser un anglicismo que se debe evitar, y una muestra de ello es que la firma Autodesk la omite en las últimas versiones de su software Autocad, al igual que la gran mayoría de programas de Software Libre, que se han adaptado con mayor rapidez a este concepto. El origen del vocablo -en su versión informática- viene de traducciones descuidadas originadas especialmente en Microsoft Windows y Mac OS X, desde principios de los años 90.

Más información en Wikipedia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s