Cómo evitar la basura tipográfica en un documento de texto.

Como ya muchos sabemos, el procesador de texto es una de las herramientas que más utilizamos día a día. Ya sea en el trabajo, la escuela, o la casa. Desgraciadamente no todos lo saben utilizar correctamente, lo que les lleva a cometer errores que a la mayoría no le parecen evidentes, pero son molestos de corregir y muy frecuentes.

Muchos en este momento estarán pensando, “pero si el procesador de texto es lo más fácil de utilizar” o “¿Cuál error? Yo nunca he cometido un error al escribir en el word”. Sin embargo, la mayoría de los que usan un procesador de texto, no tienen idea de la cantidad de errores que cometen a la hora de escribir. No tanto de contenido (eso lo abordaré en otra entrada), sino de forma. Y con forma me refiero a la famosa “basura tipográfica”, pero veamos qué es eso:

Se considera basura tipográfica el uso repetido de la barra espaciadora, del tabulador y de la tecla Entrar para dar formato a un documento.

La mayoría cuando comienza a utilizar un procesador de texto como por ejemplo Microsoft Word o Writer de Libre/OpenOffice, al pasar de un párrafo a otro utiliza el clásico “doble enter”, lo que además de mala práctica, aumenta considerablemente el peso del archivo, pues la línea que queda en blanco es considerada un párrafo y por tanto, ocupa espacio en el documento.

Una forma de corregir eso es dándole al párrafo una medida de separación, ya sea al final o al principio del mismo, para que cada vez que presionemos la tecla enter, el siguiente párrafo esté separado una distancia prudencial, sin siquiera afectar al resto de líneas del texto.

Muchos usuarios principiantes para centrar un texto hacen uso excesivo de la barra espaciadora, o de la tecla “tab”, lo que provoca, que en caso de modificar el tamaño de la letra, esa posición se modifique y se tenga que realizar el trabajo nuevamente.

En ese caso es preferible que se localice el botón para centrar el texto, de esa forma, cuando se necesite cambiar el tamaño del texto, la alineación no se vea afectada y no se tenga que trabajar el doble para corregir el error.

Igualmente me ha tocado ver secretarias que usan en exceso la tecla de tabulación para que cada párrafo inicie con sangría en la primera línea, siendo que es mucho más fácil y ahorrador de tiempo que configuren su documento para que cada párrafo inicie automáticamente con la tabulación deseada.

Otra práctica que puede causar problemas es la de cambiar página agregando líneas con la tecla “Enter”, que como ya mencioné, lo que hace es crear un párrafo nuevo con el consiguiente aumento innecesario en el tamaño del documento.

En vez de eso es preferible utilizar un salto de página, ya sea automático o manual, de esa manera, cuando modifiquemos alguna parte anterior al salto, no sufriremos porque el párrafo que debía empezar una página esté ahora al final de la anterior.

Lo mismo sucede cuando se trabaja con columnas. Casi todos presionan repetidamente la tecla “enter” para pasar a la siguiente.

Para evitar ese error, es preferible un salto de columna, así, si se necesita agregar o quitar algo del texto, la posición de las columnas se mantendrá.

Aunque en un principio estas sugerencias puedan parecerle molestas, con el tiempo y la práctica, se dará cuenta de que esto le ahorrará mucho tiempo y dolores de cabeza. Especialmente en documentos muy largos.

No quise detallar como hacer las acciones mencionadas puesto que no todos usamos los mismos programas, así que cada quien averigüe como se hace en su procesador de texto preferido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s