No me gustan las garantías.

Muchos dirán que soy un tonto al decir que no me gustan las garantías. Pero tengo algunas razones para ello.

Primero.

No importa lo que digan en la tienda, compañía y/o fábrica. Ellos siempre buscarán la manera de que pagues la reparación.

Segundo.

Cuando te presentes con el objeto en garantía, siempre alguien saldrá con algún argumento, ya sea real o falso para evitar que la hagas válida.

Tercero.

Todas las garantías son confusas, especialmente las que tengan que ver con equipos informáticos (software y/o hardware) y bancarios.

Cuarto.

Si el producto lo compraste en internet y se dañó durante el transporte, la empresa, que en principio se hace responsable de cualquier desperfecto, se lava las manos y te deja desamparado.

Por estas y más razones, es que no me gustan las garantías.

Cuando compro un producto nunca hago válida su garantía y me pongo a hacer lo que se me da la gana con él, que para eso lo compré.

En fin, supongo que a alguien ya le habrá sucedido algo por el estilo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s