Linux puede ser usado por cualquiera.

Yo sé que esto lo hemos escuchado hasta el cansancio:

  • Linux no es para cualquiera.
  • Es una copia pirata de Windows.
  • Usar línea de comandos es arcaico.
  • Es imposible usarlo.
  • Nadie lo quiere.
  • etc.

Sin embargo, ya sabemos que esas son solo suposiciones o imaginación de quienes esgrimen esos argumentos. Y la prueba está en que muchos de esas personas que critican de mala gana a Linux, ni siquiera lo han usado o lo usaron hace muchos años, cuando el sistema sufría de carencias en cuanto a la experiencia de usuario.

Aún hoy, es común oír o leer este tipo de comentarios, pero sabemos que no es cierto, al menos no la mayoría de los comentarios, especialmente el que reza de la inusabilidad de Linux, y la prueba está en que mi negocio trabaja completamente con el sistema del pingüino, desde la contabilidad, hasta los servicios ofrecidos a los clientes.

Como ya he mencionado anteriormente, mi negocio es la venta de artículos escolares y de oficina al menudeo (lo que en México comúnmente se conoce como papelería), y como servicio adicional ofrezco servicio de cibercafé (aunque de café nada de nada), y durante el poco tiempo que ha funcionado (7 meses), poco a poco ha ido llegando más gente. Aunque no es el único negocio de la zona dedicado a esto, pues apenas a dos cuadras de mi establecimiento se encuentra otra papelería con ciber, pero la gente que ha venido a mi local siempre se queja de la lentitud de las máquinas, de la enorme cantidad de virus que pululan por ahí, además de que internet está muy lento.

Aclaro que antes de darle una computadora a algún cliente, le hago la explicación de que lo que encontrará no es Windows, sino un sistema operativo completamente diferente llamado Linux, más específicamente Ubuntu. Algunos se han ido al mencionarles esto, lo cual es normal, puesto que la mayoría de la  gente está acostumbrada a Windows, y no se sienten capaces de trabajar fuera de ese entorno. Pero los que han aceptado el cambio, se han convertido en mis clientes en muy poco tiempo. De hecho, hay una chica que viene todos los días a navegar porque le gusta como funcionan mis máquinas.

Seguido viene a mi establecimiento una señora, se aproximadamente unos 40 años, que también le ha agradado mi negocio, pues siente que las máquinas están muy rápidas.

También mi negocio ha ido creciendo gracias a que hay varias escuelas en la zona, una primaria, un jardín de niños, y un Cbtis. También están dos hospitales en la cercanía, la clínica del IMSS y del ISSSTE, desde donde me han llegado varios clientes buscando una computadora donde trabajar o enviar un correo electrónico. Claro que a los trabajadores de los dos hospitales no les he dicho que utilizan otro sistema operativo o de lo contrario, seguramente saldrían huyendo.

Niños, esos si que son especiales, capaces de adaptarse a cualquier situación (lo sé por experiencia, soy profesor por formación), casi no se necesita darles explicación, a excepción de alguna duda con la impresora, todo lo demás lo hacen como si tuvieran años usando el sistema.

Con quienes me ha tocado batallar un poco ha sido con las personas que casi no saben de computadoras o con personas de edad avanzada que no tienen casi contacto con la tecnología de estos días (aunque algunos son muy buenos para usar el celular, especialmente los viejitos raboverde). Con estas personas he tenido en algunas ocasiones que aguantar la desesperación por su falta de conocimiento diciéndome que no saben. Pero una vez que ya todo está explicado, la cosa cambia y no he tenido que intervenir más, salvo algunas excepciones claro está.

Linux no es usable, dicen algunos, pero he comprobado que eso es mas falso que una moneda de 3 pesos flotando en el agua. Solo es cuestión de saber introducir a las personas en su uso.

Un ejemplo más.

Tengo un primo a quien poco o nada se le ha enseñado el uso de las computadoras, si bien, en la escuela le enseñan, no es suficiente para decir que tiene experiencia, pues como bien sabemos, en las escuelas mexicanas la enseñanza de la informática es aún muy deficiente, solo basta con ver a algunos jóvenes tratar de usar los programas de oficina y repetir una y otra vez los mismos errores, ya sea de formato o de método.

Volviendo con mi primo, un chico de apenas 15 años, no había tenido una computadora propia para foguearse como usuario, y fue apenas en diciembre pasado que cooperando entre todos los integrantes de mi familia, le compramos un equipo. Desgraciadamente, el disco duro de la computadora salió defectuoso, y tuvimos que reemplazarlo (no me gustan las garantías).

Fuera de ese contratiempo, el sistema se ha comportado muy bien, de hecho, mi primo está muy contento de que su computadora esté tan bien y de que por fin no tiene que estar batallando por conseguir donde hacer sus trabajos, además que pronto sus papás le pondrán internet para que todo esté completo.

Mi primo también utiliza Linux, al cual lo introduje cuando por casualidad me pidió prestada mi PC, y como podrán ver, no le ha supuesto mucho problema, principalmente porque él es principiante y no tiene las preconcepciones que muchos tienen. Además, mi primo tiene un hermano menor de 8 años y una hermana de 3. El hermano de en medio, ya tuvo un acercamiento con Linux el año pasado cuando le prestaba mi PC para que se entretuviera jugando con programas de dibujo como Tuxpaint o juegos como crack attack. ¿Recuerdan lo que dije sobre los niños? Así que no me salgan con que Linux es difícil.

Para finalizar un muy largo último ejemplo.

Tengo un vecino a quien le compraron hace unos tres años su primera computadora, una HP Compaq (lo sé porque me la trajo muchas veces para checar fallas en el software), muy buena máquina por cierto, pero tenía un defecto, traía preinstalado Windows Vista Home Basic, obviamente, nunca había tenido un acercamiento con Vista, pues mi experiencia iba desde Windows 3.11 hasta XP pasando un poco por MS-DOS.

Lo que sucedía con esa PC es que no le funcionaba el Office y el antivirus ya no revisaba el sistema según me platicó el dueño de la PC, un chico de escasos 13 años entonces. Yo como buen vecino y un poco (como dicen en España) “pringao”, me dispuse a ayudarle con su problema, pues cuando a mi me surgieron situaciones similares, no hubo nadie que me ayudara. Así fue como me dispuse a ayudarle a reparar su sistema.

Recuerdo que lo primero que hice fue abrir el gabinete y lo que encontré fue mucho polvo acumulado, así que primero limpié la máquina. Con la limpieza ya realizada encendí el equipo, revisé el disco duro buscando fragmentación, lo que por obvias razones encontré, por suerte el espacio ocupado no era mucho, así que la desfragmentación fue rápida.

Entonces sí, a revisar el problema original por el cual me trajeron la computadora. Primeramente revisé el Office (2007), para encontrar que era la versión de prueba, por lo tanto, ya había comenzado a perder funcionalidades y le pedía activación, cosa que nunca pasó. Lo mismo con el antivirus, aunque ambas situaciones tuvieron solución. En ese entonces disponía de Office 2003 en un disco que compré cuando recién salió y yo era usuario Windows. El antivirus se lo cambié de Nod32 a Avast, para que no tuviera problemas con la licencia. una vez todo terminado, le devolví el equipo al vecino.

Como al mes volvió con problemas nuevamente y es que el programa para grabar CD no funcionaba, otra vez ahí me tienen revisando el sistema, salvo que esa vez no me molesté en ver si la PC estaba sucia. Traté de abrir el programa, que resultó ser Roxio, para encontrarme con otra demo. Ahí sospeché de esa PC, así que me dispuse a revisar más a fondo los programas. Para mi sorpresa, casi todos los programas preinstalados eran, o una versión recortada o una de demostración. Por Roxio no hubo problemas pues ya tenía un disco original desde donde instalar, versión que por azares del destino resultó ser la misma que la de la PC revisada. Por el resto de programas no pude hacer más, pues no disponía de ningún reemplazo.

Después de eso, le instalé Firefox, argumentando que Internet Explorar es inseguro (por supuesto que lo es) y que Firefox es mejor (absolutamente).

Volví a entregar la máquina a su dueño, esperando que no me molestara en al menos un par de años. Pero mala suerte, al mes volvió, ahí fue cuando le ofrecí usar Ubuntu. Al principio se quedó viéndome con cara rara. “¿Windows no es el único?” me preguntó. Pro supuesto que le respondí afirmativamente. Y después de hacerle un lavado de cerebro (algo muy sencillo con un niño de 13 años), terminó con Ubuntu instalado en su PC. Con eso dejó de molestarme por los próximos 3 o 4 meses.

En ese momento pensé que tal vez todo ya estaría bien, pero no, siempre hay algo que termina por voltear la tortilla. Como en las escuelas mexicanas están casados con Windows y todos los productos Microsoft, pues tuve que instalarle nuevamente Windows a la máquina de mi vecino, pero esta vez opté por ponerle XP, ya que es más ligero que Vista, además que hoy 512 MB de RAM no son suficientes para casi nada (al menos en windows), y era precisamente esa la cantidad de memoria que tenía la PC.

Pues bien, el caso fue que la computadora terminó con XP, y yo con el temor de que siguieran molestándome con reparaciones cada cierto tiempo, lo cual sucedió.

Todo siguió mas o menos en el mismo ciclo: cada 2 o 3 meses el chico me llegaba con la PC porque algo había fallado, yo revisaba la máquina, encontraba el problema, lo reparaba y devolvía el equipo (todo sin cobrar he de agregar). Así fue durante los siguientes 2 años.

En marzo de este año, el chico vino a mi casa cansado de estar batallando con XP y me pidió que le volviera a poner Ubuntu en su PC, lo cual me alegró pues sabía muy bien que en cuanto instalara el sistema, muchas de las visitas se terminarían.

Así fue como desde marzo mi vecino ha sido usuario de Ubuntu, ya solo me visita para que le diga sobre algún programa que le sea útil, donde ya solo le tengo que proporcionar algún repositorio y de lo demás se encarga él.

Y aquí viene a colación lo que decía al principio, Linux puede ser usado por cualquiera.

Mi vecino ahora con 16 años es un usuario de Linux sin problemas, ya que realiza sus trabajos y se entretiene sin tener que estar al pendiente de que le entre algún virus, o tenga que desfragmentar el disco duro. Incluso, su señora madre, una mujer de casi 50 años, usa el sistema sin problema alguno.

En fin, él y otras personas ya se han convencido de que Linux puede ser perfectamente usado por cualquiera sin necesidad de amplios conocimientos en informática o programación. Y en restrospectiva, he visto que el uso de Linux está aumentando poco a poco en mi comunidad, que siendo sincero, no es muy grande, pero si significativa.

Claro que no todo ha sido victoria tras victoria, pues muchas de las personas a las que le he comentado sobre Linux, no se han atrevido a hacer la prueba. Pero de las personas que si lo han hecho, la mayoría se ha quedado o contempla la posibilidad de hacer el cambio.

En fin, Linux puede ser usado por cualquiera…

…y cualquiera usó Linux.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s