Dando mantenimiento en mis PCs mientras soporto mi vesícula inflamada.

Desde el viernes en la noche, padecí un malestar estomacal por demás fuerte, principalmente en la parte superior del vientre, y es que los gases se me habían encerrado y comenzaron a pasarme factura.

Llamé al médico, y a falta de más información, sospechaba de una posible salmonelosis, lo cual se confirmó que no es, pues el médico me había ordenado un exámen fecal, pero como en todo el día de ayer me la pasé yendo al baño para ver si podía tirar aunque fuera un gas, pues no pude hacerme dicho examen al tener el estómago vacío; también me ordenaron un ultrasonido para ver mi vesícula, puesto que estuve vomitando bilis durante la noche.

Hoy al mostrarle el resultado al doctor me dice que mi vesícula está inflamada, pero que no es nada grave (uff me salvé del cuchillo), así que me recetó varios medicamentos, cuyo tratamiento debo seguir durante las próximas 2 semanas.

Y eso que al principio creí que solo era una hinchazón y pronto me desharía de los gases.

Bueno, ante la falta de caca en mis intestinos, y para evitar empeorar mi malestar, he decidió que por hoy no abriré mi negocio y en cambio le daré mantenimiento a mis computadoras, que ya hace un mes no limpio.

Y he aquí la otra razón para esta entrada.

Cuando uno es usuario de Linux, normalmente siente que su sistema está libre de fallos, pues ante su estabilidad nos sentimos seguros, pues las actualizaciones son frecuentes, el disco duro no necesita desfragmentación, no hay molestos registros de sistema que puedan estropearse (toma esa Windows). Sin embargo, algo que a veces olvidamos es el mantenimiento del hardware, ventiladores, circuitería, etc.

Es muy importante que limpiemos nuestros equipos con periodicidad, cuando menos dos veces al año, normalmente, al inicio del verano y al principio del invierno, aunque los más recomendable sería al menos una vez al mes, especialmente si vivimos en una zona con mucho viento y donde el polvo vuela mucho (como es el caso del lugar donde vivo).

Para el mantenimiento es necesario tener a mano varias cosas.

  1. Un bote de aire comprimido o una aspiradora capaz de arrojar aire para deshacernos del polvo acumulado.
  2. Cepillo de cerdas suaves, o en su defecto una brocha para pintar de tamaño chico.
  3. Pasta térmica en caso de necesitar reemplazar la del CPU.
  4. Una banda antiestática conectada a tierra, aunque también puede ir conectada a algún objeto metálico como el gabinete de nuestra PC.
  5. Bolsas antiestáticas para evitar dañar los componentes electrónicos como pueden ser las tarjetas de expansión.
  6. Destornilladores (sin magnetismo).
  7. Mucho tiempo libre.

1. Ok, una vez tengamos todos los materiales para nuestra labor, desconectamos todos los cables de nuestra PC (obvio), y la abrimos, aquí entran los destornilladores, pues muchos gabinetes necesitan de esta herramienta, aunque muchos no tienen estos inconvenientes. Algo más, debes tener bien en cuenta la posición de las piezas para cuando debas rearmar el equipo. Si eres de esas persona que olvida con facilidad, es mejor que hagas algún dibujo o tomes fotografías del equipo para que estés seguro de donde va cada pieza.

2. Ahora, lo que debemos hacer es usar la lata de aire comprimido o la aspiradora para retirar la mayor parte del polvo acumulado, que en especial se acumula en los ventiladores, en los disipadores de calor y en las esquinas del gabinete.

3. Una vez que hayamos soplado todo el polvo posible, pasaremos a retirar todas las tarjetas de expansión y los módulos de RAM de la placa base. Pero antes de eso, debemos ponernos nuestra banda antiestática para evitar dañar los componentes del equipo. Como ya dije anteriormente, la banda debe ir conectada a tierra, ya sea en un toma corriente con salida adecuada a tierra o en alguna pieza metálica como el gabinete de nuestra PC. Cuando ya estemos debidamente conectados a tierra, entonces procederemos a retirar las tarjetas de expansión.

4. Ahora, tomaremos alguna de las tarjeta y verificaremos si tiene polvo. En caso de ser la tarjeta de video, es necesario que revisemos el ventilador, porque es en esa zona donde el polvo se acumula en mayor cantidad. Para retirar el exceso de polvo es necesario que utilicemos la brocha y demos movimientos suaves para evitar dañar las piezas; cuando ya esté todo el polvo retirado, lo meteremos en una bolsa antiestática y limpiaremos el resto de tarjetas de la misma manera.

5. También es posible que desees limpiar de polvo el disco duro, las unidades de CD/DVD/BD y el lector de me memorias flash. En cada equipo los conectores de estas unidades están situados en diferentes lugares según el diseño, así que está de tu parte localizarlos. Para esta acción no es necesaria mucha explicación, ya que es muy fácil limpiar estos componentes. Si acaso el disco duro es el que nos debe preocupar más.

6. En caso de que deseemos limpiar la zona del procesador, más específicamente el disipador y el ventilador, a veces no es suficiente con pasarle la brocha, siendo necesario en estos casos, retirar todo el dispositivo, pero debe hacerse con mucho cuidado, pues una descarga electrostática podría dañar el CPU y dejar inutilizado nuestro equipo.

7. Con todo limpio, es necesario rearmar el equipo, para eso debe haber un orden, aunque no es necesario, si puede facilitarle las cosas.

  1. Montar las unidades de disco en sus respectivos espacios.
  2. Colocaremos el procesador en su lugar y lo cubriremos con el disipador. En este punto debemos cerciorarnos si la pasta térmica está en buenas condiciones, si no es así, deberemos limpiar el chip y poner pasta nueva.
  3. Colocaremos los módulos de RAM.
  4. Colocamos las tarjetas de expansión, primero desde la base del gabinete, hasta la última tarjeta (normalmente la de video).
  5. Cerramos el gabinete y conectamos todos los cables.
  6. Encendemos el equipo para ver si todo funciona perfectamente.

Si todo está bien, y eres principiante en estos menesteres,  felicidades, para la próxima vez todo será más fácil.

Las fotos se las debo, porque acabo de descubrir que las pilas recargables de mi cámara no tienen carga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s