Experimento realizado con dos personas y ubuntu 10.10.

El lunes de esta semana, llegaron tres personas a mi negocio, dos buscando una computadora para redactar un texto que supongo era importante, y otra, una muchacha de entre 12 y 15 años buscando un navegador en donde revisar su facebook.

Aprovechando la visita de esas personas, puse en marcha un experimento, el cual quería realizar con gente que con casi total seguridad no conocen más allá de windows (XP, vista o 7). Esto es, una persona a la cual le haría la advertencia de que el sistema operativo a usar no es windows, y a la segunda la dejaría usar el equipo sin decirle nada, y ver el resultado de eso.

Esto lo hice con el propósito de tantear el terreno para poner en el futuro un cibercafé que implemente completamente software libre, y no tener que pagar la costosa licencia de windows.

A las primeras personas (un hombre y una mujer), les advertí que el sistema no es windows,
sino una distribución Linux llamada ubuntu. La reacción del hombre fue como una especie de temor a encontrar algo extraño, lo cual, lo obligó a preguntarme si yo podía escribir por ellos el documento. En ese mismo instante, la segunda persona llegó (la muchacha), preguntando si tengo servicio de internet, cuya respuesta es más que obvia.

Los dos individuos anteriores se retiraron para preparar el texto a redactar, con lo cual, la joven se sentó frente a la máquina, sin yo siquiera avisarle sobre el sistema operativo, lo cual, más adelante, me volvió comprobar que la gente está tan acostumbrada a windows que le teme a los diferente o simplemente ignora el mundo de alternativas más de lo que ofrece microsoft.

Sin embargo, la mayoría también desconoce lo que usa, puesto que la comprobación está en que la muchacha utilizó el equipo sin percatarse de que estaba usando un sistema operativo diferente, incluso inició sesión en facebook desde firefox e inició sesión en su cuenta de correo en hotmail usando emesene sin preguntarme en ningún momento por la manera de usar los programas.

Mientras la joven se mantenía ocupada con la computadora, las dos personas que habían venido antes se retiraron, tal vez por falta de tiempo o porque la computadora no tiene windows. Debido a eso, la muchacha continuó por más de media hora sentada frente al monitor; al final, se levantó, pagó, y se fue sin hacer ningún comentario en referencia a lo diferente que puede ser ubuntu a windows. Incluso, ya varias personas han venido y no han tenido ninguna opinión negativa al usar la PC, pese a haber utilizado ubuntu (tal vez) por primera vez.

Todo lo anterior me demuestra que aunque la mayoría de la gente está habituada a usar windows, al ponerlos frente a otro sistema no lo notan, o el impacto es mínimo, salvo alguien enterado de la existencia de Linux, y que haya escuchado o leído cosas negativas y evite en todo momento acercarse a él, aún cuando la mayoría de las afirmaciones negativas son meras falacias.

Aún con todo lo anterior, he decidido disfrasar ubuntu para que se parezca a windows 7, con lo cual, tal vez asegure un poco más la confianza de la gente en mi negocio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s