Nosotros los talibanes de linux.

En ubuntizando el planeta me acabo de encontrar con este interesante artículo en donde se expresan muchas verdades acerca de lo que otros piensan sobre nosotros los usuarios de linux.

Todos los que tenemos un blog sobre Linux entendemos los valores de la filosofía Gnu. Son valores de tolerancia, libertad, altruismo y ayuda a los demás. Sin importar que nos encontremos de izquierda a derecha, que seamos ricos o pobres, sin importar nuestro estrato social siempre estamos abiertos a ayudarnos.

En esa línea, usamos Linux por ser consecuentes con ese pensamiento. Pero decimos Linux como si hablamos de aplicaciones libres como Open Office, Firefox, The Gimp, etc. También podemos usar otro sistema operativo diferente a Linux y seguir cumpliendo con el pensamiento GNU. No somos un club, somos una comunidad.

Es cierto que siempre habrá quien no lo vea así, que no ayude o que no entienda los valores de la comunidad. Por suerte esos son los menos. Siempre hay alguna oveja negra en la familia.

Alguna vez nos hemos metido con la gente que usa sistemas operativos diferentes al nuestro. Nunca con ánimo de ofender, al menos mi intención nunca ha sido ésta. Tenemos buen humor. No vamos enfadarnos porque los chicos de Microsoft enviaran una tarta a la gente de Mozilla por el lanzamiento de una nueva versión de Firefox. Aunque esa tarta tenga el logo de Explorer en azulado azúcar. Nosotros decimos: ” Gracias chicos, estaba muy rica la tarta.”

Para los que usan otros sistemas operativos somos vistos como unos bichos raros. Hablamos de cosas que no entienden. Conceptos como repositorios, dependencias o compilar son moneda habitual en nuestras tertulias.

Somos promotores de estándares abiertos, disponibles para todos. Todos pueden instalar, probar y mejorar el software que instalan. Aunque la mayoría no hace esto último, todos colaboramos cuando existe un problema. Somos conscientes que usamos un software contra los elementos. Que no todo tiene que funcionar a la primera y luchamos contra las barreras que nos ponen desde el mundo privativo.

Incluso nos arriesgamos a jugar en el borde de la ley para poder hacer funcionar nuestros DVD en nuestro Pc. La industria no nos entiende pero a pesar de ello somos orgullosos de ser usuarios de Linux.

El caso, y de esto quería hablar, es que muchas veces nosotros somos tachados de talibanes. Vale, no somos santos, pero de ahí a talibanes…

Existen algunos blogs que promueven esa imagen. “Shelley the Republican” afirma que los que usamos Linux somos terroristas, que Bin Laden usa Linux, que Linux es igual a comunismo y por tanto un atentado a los valores del mundo libre. También afirma que Firefox es una fuente de porno y que no protege a nuestros hijos. Afirma que Firefox e Iceweasel son muestra del fracaso del software libre a la hora de definir un acuerdo en la comunidad.

Son habituales sus revisiones en su blog donde analiza Linux. En sus entradas utiliza etiquetas como “Freedom, Homosexuality, Linux, Ubuntu, Windows 7, Windows Vista, Friends” Sí, tambien suma la homosexualidad como cualidad de los que usamos Linux. En fin… otro con el cuento de los pollos de Evo Morales.

Recuerdo que no hace mucho tuve una conversación con Shelley vía Messenger. Todo se redujo a que Stallman era el diablo y que Linus era homosexual. Al preguntarle qué tenía que ver esto con usar o no Linux exclamó un “¡¡¡Oh Dios!!!” a lo cual mi respuesta fue un irónico “Oh Buda”. Nunca mas volví a conversar con ella, me borró de su lista de contactos.

Ahora habrá quien pregunte si es la única que nos tacha de talibanes sin razonar demasiado. La respuesta es no. No son muchos los que piensan así pero tampoco son pocos.

Al igual que nosotros los podemos encontrar sin importar estrato social ni opción política. No hace muchos años encontrábamos un informe de un mando del ejército peruano desaconsejando el uso de Linux esgrimiendo excusas un tanto parciales. Y si miramos más cerca tenemos en nuestro idioma al administrador de “No es bueno ser sincero”. Este último destaca por su postura basada en demostrarnos que Ubuntu, entendamos Ubuntu como Linux, es imperfecto.

Lo más gracioso del asunto, tanto en los casos de ejemplo como en las charlas que podamos mantener es que ya lo sabemos. Ya sabemos que Linux es imperfecto, que siempre habrá algo que mejorar. Siempre estaremos compartiendo conocimiento. Por usar Linux no tenemos afiliación política, ni nos duele que nos llamen homosexuales, nos dá exactamente igual. Somos libres, seguiremos compartiendo y seguiremos orgullosos de ello.

Y por supuesto seguiremos con nuestro buen humor.

Original aquí.

2 comentarios sobre “Nosotros los talibanes de linux.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s