SOFTWARE PARA EDICIÓN DE IMÁGENES

A muchas personas les gusta retocar fotografías o dibujar en su computadora (ordenador) y otras tantas lo hacen profesionalmente. Y para esta actividad, hay un enorme número de aplicaciones que nos ayudan a hacer nuestras ediciones, y por eso hoy quisiera exponer lo que en mi personal opinión son los dos mejores programas para la edición y el retoque fotográfico: PhotoShop y Gimp. El primero es el software de retoque fotográfico por excelencia y el segundo, la mejor alternativa para quienes gusten del software libre. En este artículo no se detallará mucho el funcionamiento de estas dos fabulosas herramientas, y solo se limitará a dar una descripción general de cada una; aunque con el tiempo, iremos viendo más a fondo el funcionamiento de cada programa por separado en otros posts.

Empecemos:

PHOTOSHOP:

Adobe PhotoShop en la actualidad es mejor software de edición de imágenes, y es utilizado por la gran mayoría de los artistas digitales profesionales, pues brinda una gama de herramientas que proporcionan una variedad de usos casi ilimitada.

Este programa nos permite hacer con las imágenes todo lo que queramos. Además sus herramientas son fácilmente accesibles y su organización muy buena, no obstruyendo el área de trabajo en ningún momento. Podemos hacer uso de capas, las cuales nos permiten pintar como si de una hoja de celuloide se tratase, impidiendo que los demás colores se modifiquen accidentalmente.

El tratamiento con capas es muy útil a la hora de hacer modificaciones a los objetos, pues al tratar por separado cada elemento, se evita el error de echar a perder nuestras imágenes como cuando trabajamos sobre una hoja de papel o sobre un lienzo, los cuales no permiten cometer muchos errores.

Podemos trabajar con profundidades de colores desde los 8 bits por canal (color RGB de 24 bits para imágenes sin trasparencia y 32 bits con transparencia), 16 bits (RGB de 48bits) hasta los 32 bits por canal (RGB de 96 bits), también nos permite trabajar con imágenes en escala de grises y monocromáticas.

La extensión por defecto de los archivos guardados en PhotoShop es “.psd”, pero también podemos guardar nuestro trabajo en diferentes formatos como por ejemplo: jpeg, png, bmp, tga, raw, pxr, etc. Pero hay que tomar en cuenta que si queremos nuestro trabajo separado en capas lo recomendable es guardar el archivo en psd, de esa forma evitamos mezclar los colores con los cuales hayamos trabajado. Cabe mencionar que cuantas más capas tenga nuestra imagen, mayor será el tamaño de nuestro archivo psd.

En PhotoShop tenemos también la posibilidad de trabajar con líneas vectoriales llamadas “paths”, las cuales nos permiten de manera fácil hacer trazos con formas diversas, pues pueden ser curvadas por pequeños puntos de anclaje llamados “anchor points”, que también se pueden agregar o eliminar de nuestros trazo según sea necesario.

En la cuestión de pintar, este programa dispone de muchos pinceles “brushes” de diferentes formas y tamaños, los cuales nos ayudarán al momento de colorear o trazar en nuestras imágenes, pero también podemos crearlos o editarlos a nuestro antojo.

Un punto que puede llegar a confundir al usuario novel es la forma en que photoshop deshace las acciones, pues por lo regular, las personas que utilizamos el teclado para agilizar nuestro trabajo presionamos las teclas “control + Z” para deshacer las acciones, en photoshop también funciona, pero solamente para regresar un paso en el tiempo, lo cual dificulta esta acción, por lo que el panel “history” juega un papel muy importante, porque es aquí donde se pueden deshacer las acciones realizadas o los errores cometidos, los cuales aparecen en forma de lista, desde el más antiguo en la parte superior de la lista, hasta el más reciente en la parte inferior. Pero esta lista está limitada a aproximadamente 30 acciones a la vez, pero puede ser fácilmente configurada para admitir más acciones a deshacer.

También tenemos un panel para los colores, en donde podremos escoger un color en específico (Swatches) o hacer nuestras propias combinaciones cromáticas (Color).

En PhotoShop disponemos también de herramientas para escribir sobre nuestros trabajos “Character y Paragraph” Tenemos también herramientas de selección, con las cuales podemos elegir una sola parte de nuestra imagen y editar sin que el resto del archivo se vea modificado.

Lo que PhotoShop tiene en contra es su alto consumo de recursos y su alto precio, pero no se puede negar que esta es la herramienta por excelencia en el campo de la fotografía y la ilustración digital.

Con el tiempo y en otros posts, seguiré tratando de dar descripciones más detalladas de las herramientas de este software para dar una idea más específica de lo que se puede hacer con este programa.

GIMP:

Si no tienes el suficiente dinero para pagar por PhotoShop, Gimp es la herramienta que debes tener, pues es gratuito y tiene muchas de las opciones con las que cuenta el programa de Adobe y algunas características únicas.

Quizás su punto en contra sea la interfaz, la cual está constituida por ventanas separadas, lo cual ocasiona que a veces se tenga que estar cambiando entre una y otra haciendo su uso no tan fluido como su contraparte de paga, especialmente cuando se editan imágenes de gran tamaño y se tiene que maximizar el área de trabajo, pero aún así es una gran alternativa, especialmente para quienes prefieren el uso de software libre y trabajan en alguna distribución de Linux.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s