Cada año estamos peor.

A finales de junio de este año hice un viaje a la ciudad capital de mi estado, más concretamente a la Secretaría de Educación Pública del estado, para acudir a la convocatoria que cada año se hace para entrar al servicio docente activo.

El primer día me presenté temprano a las 8:00 a.m. y me dijeron que la convocatoria no había salido porque se habían retrasado, y dije ok unos días más que me quede no serán nada, traigo suficiente dinero para no pasarla tan mal; pero nunca conté con que la espera se extendería por más de un mes, lapso en el cual fui y vine de la dependencia en repetidas ocasiones.

En una de esas ocasiones me encontré con unos amigos que fueron compañeros de la generación siguiente a la mía durante mis estudios en la escuela normal, y él me dijo que le habían dado un número telefónico para que no tuvieran que andar transportándose a cada momento y se ahorraran un poco de dinero del transporte público, también me enteré que la convocatoria aún no salía, así que regrese al lugar en donde me estaba hospedando para seguir esperando el momento oportuno.

Pasó alrededor de una semana cuando llamé por teléfono y una de las secretarias que laboran en el lugar me contestó que no tenían una fecha para la salida de la convocatoria, así que tuve que esperar varios días mas, al término de los cuales, volví a presentarme al lugar, en ese momento me salen con que debía registrarme en internet para después solicitar la ficha del exámen cuando saliera la convocatoria, así que aquel día no terminé mi trámite, así que me dediqué aquella tarde a registrarme para otro día presentarme ahora sí a terminar el trámite.

Por fin había llegado el día que había estado esperando por casi un mes, pero para mi mala fortuna no pude hacer el trámite necesario, y la razón fue que aún no tengo mi título profesional, por lo cual perdí mi derecho a realizar el examen que me daría la oportunidad de ejercer mi profesión; siendo que en años anteriores el trámite era mucho más simple.

Todo esto es debido a las malas relaciones que hay entre el sindicato de maestros y la SEP quienes no quieren dar su brazo a torcer y que por lo regular estan en conflicto, perjudicando a todo el sistema educativo mexicano.

Pero en fin, no me queda más que seguir adelante y obtener mi título para ver si así puedo por fin empezar a trabajar, a ver si no salen con alguna otra cosa que me perjudique el año que viene.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s